Los dedos  

de los pies 

Y en ese momento descubrí que nunca había prestado atención a la forma en la que caminaba, me mantenía parado,..
Introducción del libro Hábitos posturales

Cuando le pregunto a los niños ¿cómo camina un pato?,  se imaginan una marcha muy característica de clavar el peso en el talón, alinear los pies (o patas) hacia los lados y compensara con la cadera en cada pisada. 

Después de eso, les pregunto : ¿Y cómo camina un gato? 

Ahí entienden que al utilizar los dedos, generan un movimiento mas firme y amortiguado

¿Y ustedes cuántos dedos tienen en los pies? 

¿Y los usan? 

Pensamos que si tenemos tantos debe ser por un propósito, y que para usarlos a todos necesitamos alinearlos hacia el frente.

 

Posición de los dedos de los pies

Distribuye el peso principalmente en la zona anterior y central de los pies.

24 y 39 Hábitos posturales. png

Afírmate con las yemas de los dedos y mantenlos dirigidos hacia el frente, separados entre sí.

Balancea el peso desde la parte externa a la interna de los pies.

De esta manera, lograrás tener mayor amortiguación, estabilidad y firmeza al estar de pie.

Y conseguirás mayor destreza para impulsarte cuando camines y corras.

  • La circulación: gracias al efecto de bombeo que favorece la nutrición, la oxigenación celular y la eliminación de sustancias de desecho del cuerpo (retorno venoso).

  • La fuerza, la resistencia, la coordinación, el tono y la masa muscular de los pies.

Cuando utilizas los dedos de los pies, también mejoran:

En cambio, si descargas el peso mayormente sobre los talones sin utilizar los dedos de los pies, o si recargas mucho el peso hacia dentro (pie plano) o hacia afuera (pie cavo), podrás desarrollar:

  • Posturas inestables

  • Desviaciones posturales (escoliosis, hiperlordosis, cifosis)

  • Lesiones en los dedos de los pies (hallux valgus o "juanetes", dedos en martillo, en garra, fascitis plantar, uñas encarnadas)

  • Desgaste articular e inflamación en los talones (espolón calcáneo)

  • Disminución de la circulación (pies fríos, edemas, várices y otras dificultades circulatorias)

Y si además, rotas los pies hacia los lados, generarás inflamación y desgaste en la zona interna de las rodillas (tendinitis anserina o signo de la pata de ganso) y alteraciones de la musculatura pélvica y en las caderas. 
Capítulo 1.5 del libro Hábitos posturales
Dedos mariano y julia.png

La firmeza que se genera al usar los dedos de los pies mientras estamos parados, disminuye la presión en la espalda baja y facilita la relajación del cuello.