Mariano Maradei

Tel: +52-1-984-106-3549

marianomaradei@me.com

Puerto Aventuras

Quintana Roo, México 77733

Recomendaciones para el dolor en el cuello

June 4, 2017

 

El dolor de cuello (Cervicalgia)  es causado por lo general, por contracturas musculares causadas por cansancio muscular, por realizar esfuerzos físicos para los cuales no estamos entrenados, posturas incómodas o forzadas por largos períodos, por falta de relajación y descanso al dormir.   

 

Síntomas como hormigueo (en los dedos, manos, antebrazos, brazos y aún el pecho), ruidos dentro de los oídos (acúfenos), mareos, náuseas y dolor de cabeza pueden ser característicos de contracturas musculares también.  

 

Lo principal sería analizar las posturas o movimientos que realizas durante tu día, los movimientos que has hecho últimamente y la intensidad de trabajo/ entrenamiento que estés soportando, para poder encontrar la causa que produjo el dolor y efectuar las correcciones necesarias para que no vuelva a suceder y, además de alivio, poder prevenir lesiones,  desgaste, tensiones a mediano y largo plazo.

 

Independientemente a esto, para disminuir el dolor, podrías: 

 

1. Colocar hielo en la zona del dolor durante 5-15 minutos. El hielo es un desinflamante natural, por su efecto vaso constrictor. Tiene un efecto analgésico por su capacidad anestésica.

 

2. Toma un baño con agua tibia/caliente y deja caer el agua en la zona dolorida durante un minuto aprox. El agua caliente ayudará a relajar la musculatura por su efecto vaso dilatador.

 

3. Al secarte, hazlo presionando con tus manos la toalla sobre todo el cuerpo (en vez de hacer movimientos de fricción para secar la piel solamente).

 

4. Al finalizar coloca un gel analgésico* en la zona e intenta presionar con el pulgar, cargado por el peso del cuerpo, la musculatura de la zona. En todos los casos La velocidad de los mismos irá coordinada con la respiración. Por ejemplo: al moverte hacia un lado inhalas y hacia el otro exhalas.

 

*productos naturales que tengan propiedades que favorezcan el bienestar, la circulación y relajación.

 

5. Después, realiza lentamente los estiramientos de antebrazos, muñecas y dedos, procurando permanecer alrededor de 20 segundos en cada posición. Con una vez es suficiente. 

 

El objetivo será aumentar la flexibilidad, mientras se relajen los músculos y tendones. 

Es posible que moleste al hacerlo, comprobarás así dónde se debe poner mas cuidado. No es necesario estirar sobre el dolor, sino mantener el estiramiento un poco antes de éste. 

 

Rotación Lateral del Cuello :

 

​​Posición de Inicio: 

Sentado con la espalda apoyada sobre el respaldo. 

La cabeza debe estar alineada de tal forma que las orejas queden a la altura de los hombros.

Los hombros pegados al respaldo. 

Las manos cruzadas por detrás del tronco. 

El peso del tronco repartido en los miembros inferiores. 

 

Movimiento: 

Mueves la cabeza hacia los costados procurando que los ojos permanezcan a la misma altura, sin inclinar la cabeza. 

 

Respiración: 

Exhala al girar hacia los lados e inhala al regresar al centro. 

 

 

 

 

Movimientos en forma de infinito :

 

​​

 

 

Posición de Inicio: 

Igual que el anterior. 

 

 

Movimiento: 

Mueves la cabeza imaginando que con la nariz dibujas un 8 acostado (o infinito) hacia ambos lados. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Inclinación Lateral del Tronco :

 

​​

Posición de Inicio: 

Sentado con la espalda apoyada sobre el respaldo. 

La cabeza debe estar alineada de tal forma que las orejas queden a la altura de los hombros.

Los hombros pegados al respaldo. 

 

El peso del tronco repartido en los miembros inferiores. 

 

Movimiento: 

Inclina el tronco hacia los lados y relaja los músculos del cuello para que la cabeza cuelgue suavemente.  

Ayudará a aliviar molestias causadas por la compresión de nervios y contracturas musculares. 

 

Respiración: 

Exhala al bajar

 

 

 

 

 

Presiona sobre el texto para ver algunos ejemplos del Libro Hábitos Posturales acerca del cuello.

 

 

En caso de no mejorar, coméntalo con la persona que creas indicada según tu lesión. Por ejemplo: Si se trata de un ambiente laboral, con algún encargado que pueda ayudarte a modificar la forma de hacer el mismo y analizar la Ergonomía de tu ambiente de trabajo. Si se tratase de un ámbito ligado a un tipo de entrenamiento, puede consultarse el entrenador a cargo o la opinión de un profesional de la salud, que ayude a encontrar la causa de la dolencia e indique análisis, un tratamiento médico consecuente o un ciclo de sesiones de Terapia de Rehabilitación Física

 

Please reload

Material de Estudio